Cómo elegir al fotógrafo de embarazo, bebés y familias perfecto para ti

Habitualmente, si estás embarazada o acabas de tener un bebé y has tomado la decisión de hacer una sesión de fotos profesional, es porque valoras mucho tener recuerdos de los momentos especiales de tu vida. Y, aunque cuando eliges fotógrafo no tienes ninguna obligación de “casarte” con este, sí que es cierto que vale la pena hacer un estudio previo intensivo. Más que nada porque si en tu primera sesión ya te enamoras de tu fotógrafo, entonces podrás seguir retratando todos los momentos especiales y la evolución de tu familia con esta persona. Y la ventaja de esto es que establecerás una bonita relación, las fotos guardarán el mismo estilo y los productos fotográficos también.

Por tanto, en este artículo te quiero dar algunas pautas para saber cómo elegir al fotógrafo de embarazo, bebés y familias perfecto para ti.

  1. Especialización en fotografía de familias y bebés: Es muy importante buscar a un fotógrafo especializado en este ámbito. Trabajar con niños requiere paciencia y unas habilidades necesarias concretas. Concretamente, los bebés recién nacidos son un universo en sí. Hay que saber cómo calmarlos, qué se necesita para que estén confortables… Y cuando ya son más mayores, trabajar con alguien con experiencia y que entienda las dinámicas familiares y cómo piensan los niños, hará que la sesión fluya. Yo personalmente, tengo un arsenal de truquitos bajo la manga que sé que puedo utilizar en cualquier momento para darle la vuelta a una situación.
  2. Estilo fotográfico: Cada fotógrafo tiene su estilo y, concretamente en este ámbito, encontrarás dos corrientes muy diferentes. Están los fotógrafos que colocan a los bebés o a los niños en poses específicas, a menudo utilizando accesorios y fondos elaborados. Y, por otro lado, aquellos fotógrafos que optan por retratos más espontáneos y naturales. Aquí el fotógrafo se centra en capturar la conexión y la naturalidad de la familia. Yo me defino con este último estilo. ¿Cuál te gusta más a ti?
  3. Conexión: La conexión entre el fotógrafo, los padres y el bebé es fundamental. Busca un fotógrafo con el que te sientas cómodo y que demuestre un interés genuino en conocer a tu familia y que comparta tus mismos valores. Una buena conexión puede traducirse en fotos más auténticas y emotivas.
  4. Evaluación de reseñas y testimonios: Antes de tomar una decisión, lee las reseñas y testimonios de otros clientes. Lo más fácil es buscar en Google reviews. Esto te proporcionará información sobre la experiencia de otras familias con el fotógrafo. Busca comentarios sobre la calidad de las imágenes, la profesionalidad del fotógrafo y su capacidad para trabajar con niños.
  5. Planificación para el futuro: Considera la posibilidad de trabajar con un fotógrafo que ofrezca sesiones a lo largo del tiempo para capturar el crecimiento de tu familia. Muchos fotógrafos ofrecen paquetes que incluyen sesiones de seguimiento para documentar los hitos importantes de tu bebé. También es importante elegir un fotógrafo que te acompañe no solo en la preparación de tu sesión y durante, sino en el después. Es decir, alguien que te pueda ofrecer diferentes soluciones para imprimir tus fotografías y guardarlas de forma que estén ordenadas y accesibles ahora y en el futuro, cuando tus hijos sean mayores y quieran revivir recuerdos de su infancia.

Una sesión de fotos es una inversión, no sólo económica sino en recuerdos de calidad que te acompañarán toda la vida. Por ello, es importante elegir a fotógrafo adecuado ya que, si te encaja, será una persona que te acompañará durante muchos años.

Abrir chat
Brenda Roqué Photography
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?