Se acerca el Día de la Madre y queríamos compartir con vosotros una sesión de madre e hija que nos enamoró. Nos gusta mucho convertir las sesiones de fotos de embarazo en sesiones familiares ya que las hace doblemente especiales. 

Esperando a G…

Todo fue sobre ruedas desde el momento en que llegaron. Se creó un ambiente muy relajado e informal y pudimos captar momentos muy bonitos y auténticos entre la mamá y su hija. Tenían una conexión y un buen rollo admirable y, además, el papá también aportó su granito de arena bromeando con su hija para hacerla reír a carcajadas. 

También nos lo pasamos muy bien pintando la barriga de la mamá. Ella trajo unos rotuladores especiales que se quitan con agua y jabón y nos gustó mucho la idea. Por otro lado, disfrutamos mucho fotografiando a la mamá a solas también ya que se mostró muy relajada y natural. A veces posar para un fotógrafo puede resultar incómodo pero nosotras siempre intentamos que sea lo menos forzado posible. Queremos captar a la persona tal y como es: seria, sonriente, feliz, tímida… Y sobre todo queremos que se sientan cómodas con nosotras.

Aquí os enseñamos algunas de nuestras fotos favoritas de esta sesión de fotos de embarazo.

Si quieres saber más sobre nuestras sesiones fotográficas de embarazo, puedes hacer click aquí. Recuerda que también puedes contactarnos por correo o por teléfono si tienes cualquier duda.